Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Lucila Franco Esteinou: “Sueño con filmar una película o alguna serie”

La joven actriz, cantante y bailarina de Capilla del Señor, se destaca en el musical El Jorobado de País, dirigido por Pepe Cibrian y Ángel Mahler, donde interpreta un papel valioso para la obra.

Tras brillar en su última función con El Jorobado de París, musical dirigido por Pepe Cibrian y Ángel Mahler, desde El Lugareño nos contactamos con Lucila Franco Esteinou, quien aún no logra entender lo que experimentó cuando se presentaron en el Estadio Luna Park hace pocos días.

“Pienso y re pienso de qué manera responder esta pregunta, pero llego a la conclusión de que toda palabra me queda corta. Nunca había sentido la felicidad tan a flor de piel, claro que siempre trabajé y fui muy feliz, pero en este caso, creo que además de lo profesional, también jugaba el cumplir un sueño. Incluso, pensar que la realidad era mejor que ese sueño”, expresó.

Asimismo, agregó: “Me sentí chiquita cuando conocí por primera vez el escenario del Estadio Luna Park, me daban ganas de correr por todo el lugar (en ensayos lo hice), pero, sin embargo, además de sentirme finita en ese infinito, también sentí que pisaba fuerte y más fuerte que nunca”.

“Llegué a la hermosa conclusión de que todo lo que me había pasado en la vida, desde lo bueno hasta lo malo, me había conducido a estar ahí parada disfrutando. Me guardo la sensación de la sonrisa más grande que tuve en la vida y nunca me voy a olvidar cuando las luces alumbraban al público en el saludo final y veíamos la inmensidad de lo que estábamos viviendo. Piel de gallina, todo el tiempo”, comentó la joven artista.

Lucila se subió por primera vez al escenario en el marco del teatro musical a los 14 años y, a partir de ahí, no frenó nunca. Realizó incontables obras en Capilla del Señor con FS Producciones. Cuando terminó el colegio, empezó a estudiar la Licenciatura en Artes Escénicas en la UADE. Durante sus estudios, audicionaba para el ámbito profesional y así fue como participó de distintas obras e incluso tuvo el reconocimiento de ser nominada a los Premios Hugo al teatro musical en el 2017 por la categoría “Mejor intérprete femenina en musical off”.

Además de romperla en El Jorobado de París, da clases en la universidad donde se recibió, hace casi seis años, con materias tanto prácticas como canto, actuación o integración, y también teóricas. “Descubrí que me apasiona el crecimiento de mis alumnos y poder acompañarlos en su camino”, señaló.

Para cualquier actor trabajar en una obra exitosísima y con dos reconocidos directores como lo son Cibrian y Mahler, es vivir un sueño y Lucila tuvo la oportunidad de alcanzarlo.

“Mi carrera inició con Drácula de Cibrián-Mahler en el 2011 dirigida por Fabián Scovenna en el Centro Cultural Municipal Cosmopolita. La realidad es que comenzaba algo que yo no era para nada consciente. Sabía que me gustaba y quería subirme a un escenario pero no tenía siquiera claro que yo podía cantar”, confió.

Además, añadió: “pasaron los años y gracias a FS Producciones me hice fanática de la dupla y de todos sus musicales. Si que soñé trabajar con ellos, pero, aunque lo imaginé no creí posible ser parte de algo icónico como lo es hacer “El jorobado de Paris” en el Luna Park replicando cuando se estrenó allá por 1993.  Hoy, además de mi logro personal, siento que ser parte de este espectáculo único a nivel mundial, también habla de lo importante que es la cultura en un pueblo y el poder fomentarla. Se que estoy representando a todos mis amigos y compañeros de Capilla del Señor con quienes crecimos juntos, una parte de ellos también estuvo en el Luna con Cibrian-Mahler”, se sinceró Lucila.

El musical cuenta la historia de Quasimodo, un niño que abandonaron de bebé por ser deforme, y que adopta Claudio Frollo, el archidiácono de la catedral, para volverlo su campanero. Así crece y está totalmente exiliado del pueblo por discriminación. En este pueblo vive Esmeralda, una mujer que tiene la promesa de no entregarse al amor de ningún hombre con tal de encontrar a su madre perdida. Sin embargo, Frollo se obsesiona con ella y esto va a desencadenar muchos eventos que llevarán a que Quasimodo y Esmeralda vivan muchas injusticias con sus vidas.

“Es una historia que habla del amor, del reconocimiento y de los valores en la sociedad”, cuenta la actriz.

El personaje de Lucila dentro de la obra, trata de una mujer que estaba dentro de la corte de los milagros, que resulta ser de los barrios más marginales de Paris, donde pertenecía al ensamble.

Junto a este gran elenco, se irán de gira tres meses por el Gran Buenos Aires y varias provincias del país y la útlima función, parecería ser, otra vez, en el Luna Park. “Es una experiencia alucinante que siempre quise vivir”, remarca la joven capillense. Concluyendo la entrevista con El Lugareño, Lucila reveló que “no existe un mundo en mi vida que no incluya la actuación y la música. Me rodea por completo. Soy una afortunada de poder dedicarme a todo lo que me gusta. Sueño con filmar una película o alguna serie”.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tema Mission News de Compete Themes.