Press "Enter" to skip to content

El clásico del distrito se juega en San Antonio de Areco

El Estadio Enrique Fitte será el escenario de un nuevo cruce entre Deportivo Robles y Deportivo Capilla por la octava jornada de la Liga SADA. Se llevará a cabo desde las 15.

Una verdadera final es la que se va a vivir hoy por la tarde en San Antonio de Areco, como es característico de cada uno de los clásicos disputados por los equipos más representativos de nuestro distrito, los cuales nos suelen entregar espectáculos muy reñidos y en el que ninguno deja nada librado al azar.

Una particularidad tendrá este enfrentamiento, ya que por primera vez en la historia del mismo, ambos equipos se verán las caras fuera de Exaltación de la Cruz. El Estadio Enrique Fitte será el escenario del compromiso, esto se debe a que la única manera de afrontar los gastos de participar en el certamen que tenía Robles era trasladando la localía a la sede de la Liga.

Sobre este hecho se expresaron representantes de ambas parcialidades. Por el lado de Robles, Tomás García manifestó: “Realmente jugar en nuestra casa siempre es un plus, tanto por las medidas de nuestra cancha y por la asistencia de nuestra gente. En un terreno neutral creo que los dos equipos vamos a sentirnos en rodeo ajeno”.

Mientras que el capitán de Deportivo Capilla, Diego Santoro, señaló: “Es raro, es la primera vez que se juega un clásico fuera de Exaltación de la Cruz y no deja de ser algo llamativo, pero dentro de la cancha no nos cambia nada porque nuestra mentalidad es la de imponernos en cualquier cancha”.

Las realidades de ambos equipos son completamente distintas, ya que Deportivo Capilla es protagonista del torneo y busca culminar en lo más alto la etapa regular, mientras que Robles no tiene chances de alcanzar los playoffs.

“Llegamos en un buen momento, tanto de lo físico como en lo anímico y deportivo, venimos de cuatro partidos sin perder contra rivales importantes y con buenos rendimientos. Estamos en una posición expectante en la tabla (2°) y el primer objetivo es el de clasificar directo a semifinales, nos quedan dos partidos complicados y 3 puntos en el clásico nos dejarían bien parados”, manifestó el defensor capillense.

Sin nada que perder, en Robles se ilusionan con los 3 puntos y así lo expresó Matías Castaño. “La realidad es que muy bien no llegamos, pero esperemos hacer un buen partido y sacar un resultado positivo. Una victoria sería más importante para el pueblo que para nosotros, ya que no nos quedan chances para clasificar, sería lindo darle una alegría a la gente que siempre nos banca”, manifestó el referente aurirrojo.

Tanto Castaño como Santoro coincidieron al referirse acerca de cómo esperan que se desarrollen las acciones, imaginando un partido trabado en el que nadie dé una pelota por perdida y habrá que estar atento a los detalles. Sin embargo, de sus declaraciones también podemos asegurar que ambas parcialidades saldrán a proponer cosas distintas.

El elenco que hará las veces de local apelará a la efectividad, según lo dicho por su defensor. “Va a haber mucha gente en mitad de cancha de los dos lados y para que nos llevemos una victoria tenemos que estar concentrados los 90 minutos en todas las líneas y estar calmos a la hora de definir”, afirmó.

Mientras que el referente del Murguero insistió en mantener el estilo de juego que los convirtió en protagonistas. “Tenemos que imponer nuestro juego de entrada, ellos juegan con una intensidad alta y nosotros tenemos que igualarla y aprovechar nuestros jugadores de buen pie, controlar la pelota y jugar con tranquilidad”, concluyó.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.