Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Francesca Barbero, una historia de esfuerzo y superación

La alumna de Patín Fusión del Club Raver con una condición de autismo y espasticidad tuvo un rendimiento notable en el Torneo Nacional Copa Tagliabué para consagrarse campeona nacional.

El distrito nos tiene acostumbrados a obtener medallas por parte de sus patinadoras y en esta oportunidad tiene un sabor especial, debido a que en territorio sanjuanino el Club Raver consiguió traerse a una campeona nacional que simboliza lo que se puede lograr con trabajo y esfuerzo continuo.

Estamos hablando de Francesca Barbero, quien a sus 14 años logró coronarse como campeona en el Torneo Nacional Copa Tagliabué, sobreponiéndose a su condición de autismo y espasticidad.

Desde El Lugareño tuvimos la posibilidad de dialogar con Juan Barbero, padre de Francesca, quien nos comentó el significado que tiene para él y su familia lo conseguido por su hija.

“Para mí el logro de Fran significa que con fuerza de voluntad y sacrificio se puede lograr lo que uno se proponga. Ella de chiquita, tanto como la hermana, siempre fue de ponerle mucha voluntad para aprender lo que se proponga”, comenzó relatando.

“En la competencia si bien no pudimos estar físicamente estuvimos presentes de manera virtual, minuto tras minuto. A Fran la vi muy decidida, en ningún momento dudó de viajar ni de competir”, agregó con relación a cómo vivió este torneo particularmente.

En situaciones como la que le toca atravesar a Francesca es muy importante la institución que los recibe y les brinda la posibilidad de desenvolverse, como en este caso Patín Fusión. “Para nosotros representa un espacio donde Fran puede hacer lo que le gusta y le permite socializar, aprender y seguir creciendo. Cuando arrancó supimos que no le iba a ser fácil, pero sabíamos que con la voluntad que le pone iba a ir aprendiendo de a poco, a su ritmo”, expresó el padre de la joven.

El deporte ayuda al cuerpo y a la mente de todas las personas y a Francesca le brinda un motor importante en cuanto a su crecimiento. “La ayuda mucho el patín a nivel deporte, donde el entrenamiento la está ayudando mucho con el desarrollo del cuerpo y en especial de las piernas. También en lo social, está haciendo muchos amigos de su edad y otras edades y tiene mucha gente que la banca y le demuestra su cariño, desde compañeros hasta padres de sus compañeros”, comentó.

“Este último viaje le sirvió mucho para su desarrollo personal con respecto a la independencia”, agregó acerca de lo vivido en la competencia sanjuanina.

Por último, expresó en donde reside su mayor satisfacción y se tomó un tiempo para agradecer a todos los que la apoyan. “Lo que más me llena es ver que ella está muy feliz y lo rápido que está madurando. Quiero destacar que Fran no hubiera podido sin la ayuda de los abuelos, en especial de su abuela que muchas veces es quien la lleva a los entrenamientos y competencias debido a los horarios que tengo en mi trabajo, también a su tío que muchas veces nos bancó para llevarla a las competencias. Agradecer al club y a la profesora Paula Cuomo que confió en ella y le dedica todo su tiempo para que pueda aprender. También a la gente que colaboró en las colectas”, cerró Juan Barbero.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tema Mission News de Compete Themes.