Press "Enter" to skip to content

Sarri: “Fue un año malo para mí, quizás tuve ayuda desde arriba”

El experimentado piloto capillense extendió su territorio de dominio en lo que refiere a carreras de regularidad al conquistar el último fin de semana, en Paraguay, el Campeonato Sudamericano.

En 1967 Pedro Sarri comenzó su carrera en el automovilismo y en todo momento contó con el acompañamiento del diario El Lugareño, es por este motivo que no podíamos estar ausente después de un logro tan importante en su carrera deportiva.

El piloto capillense es un verdadero maestro en materia de carreras de regularidad y en los últimos años ha demostrado ser prácticamente el dueño de la modalidad en nuestro país con los títulos conseguidos en la categoría TC “B” y con varios Gran Premio Histórico en su haber. Es por eso que el afán de probarse constantemente lo llevó a probarse en el ámbito internacional y así fue como llegó a convertirse en Campeón Sudamericano de Regularidad, tras haber vencido en el Gran Premio de Encarnación (Paraguay) el último fin de semana.

Tuvimos la posibilidad de dialogar con el campeón, quién resaltó la relevancia que tiene este título para él. “Yo pienso que quizás sea la culminación de mi carrera después de tantos años en el automovilismo, sobre todo con un triunfo que le brinda reconocimiento a mi pueblo y a mi país”, comenzó relatando.

“Es un logro que me encanta, me gusta y me llena de orgullo, porque en esta carrera y en las anteriores que participe en el Campeonato Sudamericano corrían los mejores pilotos del cono sur y tuve la suerte de ganarlo. Es importante para mí porque todos tenemos un poco de ego que nos pide ganar cosas”, agregó el piloto local.

En cuanto a los aspectos que lo llevaron a la obtención de este nuevo campeonato, Pedro comentó lo siguiente. “La clave estuvo en la regularidad precisamente porque gané el Gran Premio de Paraguay en junio, eso me dio muchos puntos, a Uruguay no pude ir por el valor del dólar en ese momento que se me hacía muy oneroso y después en el Gran Premio Argentino salimos 7° porque rompimos el auto, pero sumamos muchos puntos. Ahora gané el Gran Premio de Encarnación y eso me dio los puntos que me terminó dando el campeonato”, mencionó.

“Tenemos un auto que es una maravilla, tengo un acompañante como Alberto Cotella que es un amigo y sin él no hubiera logrado nada. Y después el empujón que da siempre el saberse apoyado por el pueblo y por la gente que a uno lo quiere, por eso es un orgullo haberle traído a Capilla un logro así”, añadió en alusión a otros factores que incidieron en esta conquista.

El deporte tiene una gran importancia en materia de salud y tiene un alto grado de influencia en lo anímico, esto queda evidenciado en nuestro representante. “Este fue un año malo para mí en lo personal, porque me tocó perder seres queridos que me acompañaron la vida entera, esto es un consuelo y quizás tuve ayuda desde arriba. La vida tiene cosas amargas y gratas, el automovilismo es mi pasión y me dio varios logros. Mientras me mantenga joven lo seguiré haciendo”, afirmó.

Por último, se refirió a cómo se encuentra actualmente para desarrollar su carrera y acerca de su futuro. “No sé si estoy vigente o no, creo que lo estoy haciendo bien. Cuando me de cuenta de que no lo estoy haciendo bien daré un paso al costado, pero todavía estoy con ganas, me siento con fuerza y me siento perfectamente de físico y salud. Esto requiere una exigencia muy grande, en Paraguay largábamos a las 8 y llegábamos a las 18, durísima con inclemencias climáticas y no podíamos parar”, cerró.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.