Press "Enter" to skip to content

Preocupa a la oposición el retraso en el comienzo de obras de agua corriente

Son dos obras que, junto a otras seis, fueron añadidas en el Presupuesto a pedido de Juntos por el Cambio pero ya han pasado 10 meses y no se ha iniciado ni el expediente administrativo. Raúl Sancho afirmó que son obras urgentes.

A mediados de diciembre del 2020 el Concejo Deliberante aprobaba el Presupuesto Municipal para este año por un valor de 1.445.821.300 pesos. En él, además, se añadían ocho de las 17 obras que había solicitado la oposición:  el agua corriente en La Sidrera y en Carlos Lemee, la instalación de un tanque de agua en Barrio Marín y San José de Capilla del Señor, el acondicionamiento e iluminación del acceso a Barrio Parque Sakura por Ruta 6, la construcción de veredas y zanjeo en la calle Matheu de San José de Tala en Los Cardales, acceso a Barrio Los Floristas, la colocación de cámaras de seguridad en los accesos de los barrios de Ruta 8 y la vereda en Pavón del kilómetro 1,5 al 3 de la Ruta 39.

Sin embargo, a 10 meses de su aprobación, el concejal Raúl Sancho ha mostrado su preocupación y sostuvo que no solo no han comenzado las dos obras más urgentes que son las de agua corriente en La Sidrera y Lemeé sino que ni siquiera se ha abierto el expediente administrativo de las mismas.

“Es un reclamo que hacemos hace meses, sobre el estado de las obras que se aprobaron en el presupuesto. Estas son dos obras urgentes, porque las personas sacan el agua de bombas que están tomando la primera napa, pegada a los pozos negros. Sanitariamente es urgente que lo hagan porque están tomando agua contaminada y eso repercute en la salud, sobre todo en los chicos, que están más expuestos y terminan en las salitas o el hospital por problemas propios de tomar agua que no está apta para el consumo”, explicó a El Lugareño el concejal Raúl Sancho.

Estas obras, dijo, fueron consensuadas y se logró colocar en el presupuesto pero “han pasado 10 meses y las obras no están iniciadas. Nos contestaron que no está hecho ni siquiera el expediente administrativo”: “están las partidas presupuestarias, los fondos, son montos realmente ínfimos y mientras se ve que hay obras urgentes que no arrancan, vemos como se hacen obras decorativas en Capilla, Cardales, Robles que parecen obras dirigidas más al turismo que a que la gente viva mejor”.

“Lamentablemente lo que hay es una cuestión de prioridades, son decisiones políticas, está claro que este es un gobierno que va sobre obras visibles, decorativas. Están queriendo maquillar una realidad, en los barrios la realidad es otra y es un contraste muy fuerte. Cuando uno viene al centro de Capilla y parece que hay 400 focos en una cuadra parece que entras en un shopping pero haces un par de kilómetros a un barrio y están en la oscuridad absoluta. Hay algo en lo que se falla, porque parece que hay barrios de primera y de segunda en Exaltación. En algunos la gente reclama tener electricidad y en otros, parece que las cosas sobraran. Hay, claramente, un error en el criterio de apreciación en las obras que son urgentes, necesarias”, argumentó.

Sancho admitió que si bien es positivo que se pongan en valor, por ejemplo, las plazas del distrito son obras que “vienen cuando lo otro está resuelto”. “Cómo podemos pensar que está bien que se gasten millones de pesos en hacer obras que no son urgentes mientras hay familias enteras que no pueden acceder al agua, a la electricidad”, dijo.

Por otro lado, expuso que junto al bloque “pedimos la citación de funcionarios de Obras Públicas”: “nosotros mandamos pedido de informe para ver el estado de las obras, nos mandaron una nota casi informal. Nos preocupa mucho ver que obras que están en el presupuesto, que está el dinero y la planificación queden sin hacer, como si fuese algo normal. No hablamos de obras estrafalarias, sino de obras con montos insignificantes para llevar agua a dos barrios. Estar discutiendo tener agua, cloacas, electricidad, gas, una calle para ingresar a tu casa en 2021 marca el atraso que hay en un Municipio que todos los años gasta 2.500 millones de pesos”.

“Con dos meses del año por delante, lamentablemente, creo que la enorme mayoría de estas obras quedarán sin hacerse y eso es lo que más nos preocupa”, concluyó Raúl Sancho.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.