Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La provincia registra 200 casos autóctonos de dengue y 70 de chikungunya

Son todos casos autóctonos. Ambas enfermedades se caracterizan porque producen fiebre muy alta, que está asociada generalmente a dolor de cabeza, dolor de los ojos, dolores musculares y articulares.

Unos 200 casos de dengue y unos 70 casos de chikungunya, ambos autóctonos, se registraron hasta el momento en la provincia de Buenos Aires, mientras se continúa monitoreando la intensidad de este brote, informaron hoy desde la Dirección de Vigilancia Epidemiológica y Control de Brotes del ministerio de Salud bonaerense.

«En la provincia de Buenos Aires tenemos brotes de dengue y de chikungunya, que son enfermedades que se transmiten por el mismo mosquito, el Aedes aegypti. Los casos que tenemos ahora son alrededor de unos 200 de dengue autóctonos y unos 70 de chikungunya, también autóctono», dijo a Télam Radio Teresa Varela, Directora de Vigilancia Epidemiológica y Control de Brotes.

Varela recordó que el Aedes «es un mosquito que se caracteriza porque se cría muy cerca de las personas en lugares que acumulan agua, que están tanto dentro como en los alrededores de nuestras casas».

«La principal medida de prevención es la eliminación de esos criaderos, cualquier recipiente que acumule agua y que no utilice más hay que eliminarlo, y si lo necesitamos hay que o taparlo, girarlo, para que no acumule agua o lavarlo con frecuencia y reemplazar el agua para eliminar todo depósito de huevos que puedan quedar residuales», explicó.

La funcionaria señaló que, tanto dengue como chikungunya, se caracterizan porque producen fiebre muy alta, que está asociada generalmente a dolor de cabeza, dolor de los ojos, dolores musculares y articulares.

En ese sentido, especificó que sobre todo chikungunya «es una enfermedad que produce dolores articulares que a veces imposibilitan que la persona pueda desempeñarse normalmente en el transcurso de su día».

«Si presentamos algunos de estos síntomas, y sobre todo si estamos en un área con presencia de estos mosquitos sobre todo en el AMBA, es importante consultar y mantenerse hidratado, tomar mucho líquido y bajar la fiebre con paracetamol o ibuprofeno», aseguró Varela y resaltó que hay que evitar el uso de la aspirina porque «es un medicamento para la fiebre que está contraindicado para estos cuadros».

La Directora de Vigilancia Epidemiológica y Control de Brotes informó que los casos que se registraron en el distrito hasta el momento son «todavía inferiores a los que se habían registrado en nuestra peor epidemia que fue la del 2020».

«Todavía nos quedan semanas por delante por monitorear y tenemos que seguir implementando acciones para evitar la abundancia de estos mosquitos que es el principal factor que determina la intensidad de estos brotes», aclaró.

Por último, Varela advirtió que las personas que mayor riesgo tienen de que esta enfermedad evolucione a formas más grave son aquellas «que ya han tenido dengue en otra temporada, personas adultas mayores, niños y personas que tienen alguna enfermedad de base».

«Generalmente los síntomas que indican mayor gravedad de la enfermedad aparecen cuando la fiebre empieza a bajar y en ese momento hay que tener un monitoreo más estricto», aseguró.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tema Mission News de Compete Themes.