Press "Enter" to skip to content

Cepral continúa con las obras de repotenciación en Arroyo de la Cruz

La semana pasada la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, la Dirección de Economía Popular del distrito y la cooperativa recorrieron las obras que están en su primera etapa, para la cual el subsidio consta de 20 millones de pesos.

La semana pasada, representante de Cepral, junto al referente del Movimiento Evita e integrante de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, Cristian Beltrán Besada Romero y Fabian Deantoni, Director de Economía Popular del Municipio, recorrieron el inició de obras de repotenciación en Arroyo de la Cruz.

Es que a mediados de marzo de este año la cooperativa recibió un subsidio a través del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) para regularizar y extender la red eléctrica de dicho barrio.

“Recibimos un subsidio de parte del INAES para la ampliación de obras en Arroyo de la Cruz. En esta primera etapa el mismo comprende la repotenciación de tres subestaciones que hay en Arroyo y la remodelación en su totalidad de una línea de media tensión, eso va a mejorar la calidad del servicio en Arroyo para luego hacer un reordenamiento eléctrico”, indicaron a El Lugareño desde Cepral.

De la misma forma, añadieron: “Lo que vamos a hacer una vez finalizadas estas obras es el reordenamiento eléctrico porque si no, por más que sigamos incrementando la potencia, siempre faltará. La gente al no abonar no cuida la electricidad y se derrocha mucha energía”.

Consultados por el camino que llevó a conseguir el subsidio, desde la cooperativa afirmaron que “tenemos en Arroyo mucha gente que está enganchada” por lo cual, se generan diversos conflictos que hace tiempo buscan solucionar. “Para la cooperativa hace muchos años que Arroyo no es solo un problema, si no que una prioridad, por los enganchados tanto por lo económico como por la seguridad en vía pública. En Arroyo la seguridad en vía pública está muy complicada, en lo económico, la cooperativa pierde casi 30 millones de pesos al año. Ese dinero es una pérdida que asume la cooperativa y es dinero que deja de ingresar a las arcas de la cooperativa para poder reinvertirla en otras obras”, plantearon.

“Entonces, comenzamos a dialogar de la problemática con gente de INAES, y a partir de allí presentamos un proyecto, que fue tratado en el directorio y el INAES usó a la cooperativa para un proyecto piloto para trabajar a través de las cooperativas y ver cómo se puede mejorar la calidad de vida en los barrios. A su vez, se desprenderá una cooperativa de trabajo que se dedicará a la construcción de los mono-postes de electricidad”, aseguraron.

Una vez finalizada la primera etapa, para la cual llegaron 20 millones de pesos y que se estima tardará 90 días aproximadamente, se dará comienzo a la segunda: “vamos a hacer una remodelación de las líneas de baja tensión y una extensión de líneas en el barrio, es decir que instalaremos nuevas líneas de baja tensión en el barrio”.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.