Press "Enter" to skip to content

El desafío de las clases virtuales: llegar a más de 1.200 chicos con problemas de conectividad

Para lograr el objetivo, se ha dispuesto una atención reducida en los distintos establecimientos educativos del distrito, donde puedan concurrir los alumnos de la denominada matrícula priorizada.

La suspensión de clases presenciales, en el marco de las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional para combatir la pandemia, ha alcanzado a Exaltación de la Cruz durante el último decreto presidencial, y así también llegó al distrito una de las decisiones que más polémica han desatado.

Uno de los principales reclamos, apunta a los alumnos con imposibilidad de mantenerse al día con el plan de estudios, debido a problemáticas como la conectividad. De hecho, trascendió que en Exaltación ese número podría alcanzar a unos 2.000 chicos de los casi 9.000 estudiantes que hay en el distrito.

Sin embargo, el Jefe Distrital de Educación, Gabriel Vera, dialogó con El Lugareño para explicar cómo se viene trabajando a partir de las nuevas medidas. Indicó que la etapa que se extenderá hasta el próximo 21 del corriente, “habla de una suspensión de la presencialidad, pero con características nuevas como la escuela abierta para atender la matrícula priorizada. Esta se encuentra compuesta por estudiantes que no tienen conectividad, estudiantes que tienen trayectorias educativas en proceso, estudiantes con trayectorias educativas discontinuas -que puede ser que tengan o no conectividad-, y estudiantes con proyectos de inclusión que son chicos con discapacidad”.

Asimismo, aclaró que “la matrícula priorizada es de alrededor de 1.200 estudiantes, pero son cuatro categorías, no sólo quienes no tienen conectividad. Mientras que la matrícula total es de aproximadamente 8.900 alumnos”.

A partir de esta nueva manera de trabajar, Vera expuso que “se reorganizó el sistema de burbujas, y ahora son pequeños grupos de uno a cuatro chicos de esa matrícula priorizada. Estudiantes que necesitan la atención en la escuela con un docente, mientras el resto sigue con las clases en el modo de presencia virtual”. Y destacó que el objetivo es llegar a todos los estudiantes, ya sea con “presencialidad física o presencialidad virtual”.

Por otra parte, el Jefe Distrital remarcó que la realidad que se vive actualmente difiere de lo acontecido en 2020. “No estamos en fase 1 como el año pasado, donde se cerró todo con candado y nos fuimos a nuestras casas a cuidarnos. Acá hay una suspensión de la presencialidad física para evitar la circulación y aglomeramiento”, dijo. Y destacó que la medida se tomó como “un alivio”, debido a “semanas anteriores de mucha tensión por los casos sospechosos que fueron impactando en las escuelas. Con burbujas o grupos que se suspendían hasta tener resultados de un test”.

De todas maneras, también puso énfasis en que “dentro de las escuelas hay muchos controles”, por lo que al hablar de contagios directos entre docentes y alumnos, se tiene que mencionar casos muy aislados, “aunque sí hemos tenido muchos casos sospechosos”, admitió.

Finalmente, Vera sostuvo que se viene trabajando junto al Municipio y el Consejo Escolar. “Estamos también articulando con la Municipalidad para recuperar algunos espacios de conectividad, por ejemplo, en Arroyo de la Cruz, y se van habilitando las redes de las escuelas que tienen wifi para las familias que necesiten. Y por otro lado, llegó un dinero de la Provincia al Consejo Escolar, para compra de fotocopias y material en papel para entregar a los estudiantes. De esa manera se va articulando para llegar a la totalidad del distrito”, cerró.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.