Press "Enter" to skip to content

Exaltación también se divide en dos posturas frente a la cuarentena estricta

El escenario de contagios ha llevado a las autoridades a replantearse el regreso a una fase más restrictiva que evite el contagio y la propagación del virus. Una decisión que se enfrenta al malestar de vecinos que acusan casi 100 días de aislamiento.

La pandemia de Coronavirus llegó hace más de 100 días y luego de varios meses de medidas preventivas que tenían como objetivo aplanar la curva y ganar tiempo para estar preparados cuando llegue el pico de contagios, si bien los resultados del aislamiento fueron positivos, las proyecciones de los especialistas muestran una velocidad de propagación del virus mayor a la que se esperaba en el territorio del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Esto llevó a un debate que pocos querían escuchar, el de regresar a una cuarentena más estricta y restrictiva para la zona del AMBA, compuesta por el Conurbano bonaerense y la Capital Federal.

Y esto lleva a un punto que ha sido crucial en la actualidad del distrito, el cuestionado hecho de que Exaltación de la Cruz fuera considerado parte de esta área metropolitana, algo que impidió en muchos aspectos un avance de las habilitaciones a comercios y actividades cuando las perspectivas del municipio eran más que favorables con semanas sin casos de Covid.

Sin embargo, tal como han señalado las diferentes autoridades y el propio intendente Diego Nanni comentó a El Lugareño, “la realidad puede cambiar de un día al otro”. Así es como el país ha ido sumando récords de casos diarios durante las últimas semanas, y avivó dos grandes posturas, las cuales también se pueden diferenciar en Exaltación.

Si aparecen más casos, hay que ser muy riguroso con los controles y exigir a la gente que vuelva a la cuarentena más estricta”

En la previa de conocer la decisión del presidente Alberto Fernández sobre el futuro del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el mandatario local aseguraba a este medio que en el distrito “hay posiciones encontradas en cuanto a los vecinos”. “Están quienes quieren que todo el mundo cumpla a rajatabla la cuarentena de la fase 1, y está también el vecino que en una cuarentena de más de 90 días, ya empieza a sentir otras cuestiones que van más allá de la posibilidad de contagiarse de Coronavirus, y tiene que ver con llevar un plato de comida a la casa, o quienes tienen algún trastorno por el encierro y no pueden retomar su vida social. Aparecen estas cuestiones debido a lo extensa que se hizo la cuarentena”, sostuvo.

Asimismo, agregó que más allá de lo que se decida para lo que viene, en el distrito “hoy el escenario nos permite que podamos con estas dos situaciones, ir controlando, no somos la última palabra para habilitar una actividad, pero tenemos la autoridad de control de que si las cosas se van desarrollando con conciencia, que se vayan desarrollando actividades que otros lugares directamente no se pueden hacer. La realidad nos permite que tengamos ciertas consideraciones con algunos vecinos, pero sabemos que la decisión final va a depender del escenario que la realidad nos plantea”.

Finalmente, a pesar de que Exaltación vive una situación diferente a la de muchos municipios vecinos, el intendente Nanni mostró una postura en la misma línea de quienes vienen sufriendo un significativo aumento de la curva de contagios. “Si aparecen más casos, hay que ser muy riguroso con los controles y exigir a la gente que vuelva a la cuarentena más estricta. Nosotros también vamos analizando la situación respecto al día a día y el escenario epidemiológico”, cerró.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.