Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Siguen las marchas contra el peaje Larena y no se vislumbra ninguna solución

Tal como lo habían adelantado, los vecinos de la zona llevaron a cabo un nuevo banderazo para exigir por la construcción de las colectoras. El pedido que lleva casi dos décadas resurgió con fuerza luego de un contundente aumento de la tarifa.

Un grupo de vecinos de Exaltación de la Cruz y el vecino distrito de Pilar, llevaron a cabo un nuevo banderazo en su lucha contra el peaje Larena, que desde hace poco más de un mes triplicó su tarifa pasando de 300 a 900 pesos el valor para levantar la barrera.

Esto motivó el resurgimiento de un antiguo pedido que lleva casi 20 años, y remite a las obras para la construcción de colectoras que funcionen como una ruta alternativa. Sin embargo, más allá de la intervención de la Defensoría del Pueblo y representantes de los municipios, los trabajos nunca han avanzado.

Mientras tanto, la empresa concesionaria de las cabinas, Corredores Viales S.A., advirtió sobre el cobro obligatorio para todas las personas que circulan por este lugar, asegurando que para quien no abonara sería imposible avanzar.

Esto encendió las alarmas entre los vecinos que diariamente pasan por el peaje y lo cruzan bajo el título de “no pagantes”. Por esa razón, regresaron las protestas que en el pasado supieron tener violentos episodios con enfrentamientos entre los vecinos y las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, esta vez se han llevado diferentes manifestaciones de manera pacífica, y el último fin de semana tuvo lugar un nuevo banderazo para seguir reclamando. La convocatoria fue en el ingreso al barrio Parque Sakura, desde donde los frentistas marcharon hacia las cabinas.

El objetivo es dejar en claro la postura en contra de la obligatoriedad para abonar, manifestando que sin la existencia de una vía alterna y la presencia de tres cabinas de peaje en una distancia de 60 kilómetros dentro de la traza de la Ruta 8 (Acceso Norte, Larena y Solís), existe una inconstitucionalidad por incumplir con la premisa del libre tránsito.

Así, continúa presente el lema “sin colectora, no hay peaje”, y se busca trasmitir a los vecinos que no tengan miedo al negarse a pagar la tarifa, ya que no hay multas. Además, admitieron que más allá de algunos casos aislados en los que se ha hecho esperar por largo tiempo o se ha amenazada con una infracción, los conductores continúan pasando sin abonar el peaje.

Las manifestaciones también han contado con el apoyo del Municipio de Exaltación de la Cruz, que presentó un pedido a la empresa concesionaria para que suspenda el cobro del peaje a todos los vecinos del distrito.

La solicitud estuvo acompañada por diferentes puntos que explicaron esta postura, como por ejemplo el hecho de que dos pasadas diarias para los vecinos conllevan un gasto mensual de 44 mil pesos, cuando se debe enfrentar al “estado calamitoso de la cinta asfáltica, con pozos, falta de banquinas, iluminación, demarcación, formación de espejos de agua e inundaciones en los días de lluvia y falta de puentes peatonales”.

Aún no se dio a conocer cuál será el próximo paso, pero sin ninguna solución aparente a la vista y en el corto plazo, lo que es seguro es que la lucha de los frentistas continuará.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tema Mission News de Compete Themes.