Press "Enter" to skip to content

Esperante: “son dos familias con un conflicto de larga data”

El fiscal de Exaltación de la Cruz aseguró además que había denuncias de violencia de género contra uno de los fallecidos.

En los primeros minutos del miércoles, un terrible hecho se desató en el barrio Esperanza. Dos hombres perdieron la vida producto de una discusión. Al llegar los efectivos policiales vieron a uno de los hombres, Mariano Gómez, tendido en el suelo, sin vida. Marcelo Pérez, el otro implicado, perdió la vida mientras era atendido en el Hospital Municipal San José.

En la causa por “Homicidio en Riña”, interviene la UFI Descentralizada de Exaltación de la Cruz, a cargo del fiscal Juan Manuel Esperante,

“Tuvimos dos fallecidos por arma blanca, son dos familias con un conflicto de larga data. Tenían un vínculo, hay un fallecido de cada familia. Pérez era el padrastro de la pareja de Gómez, y este último estaba denunciado por violencia de género, con varias causas y éste habría sido el origen del conflicto”, explicó Juan Manuel Esperante a El Lugareño.

Al momento se cree que fue Gómez quien se acercó a agredir a Pérez asestándole ocho puñaladas pero no se descarta que haya habido otros implicados: “Gómez falleció en el lugar con dos puñaladas pero hay que determinar si fueron provocadas por el otro fallecido o si fue algún allegado. No descartamos que haya otro involucrado, hay elementos para suponer que hubo intervención de un tercero que le dio muerte a Gómez”.

Si bien se sabe que ambas familias tenían una mala relación, aún no se determinó con exactitud qué ocasionó la discusión fatal y las familias tampoco se han mostrado predispuestas a colaborar con la investigación. “En el lugar mayormente había allegados a Pérez y no están colaborando demasiado por lo que eso incentiva la hipótesis de que hubo un tercero”, indicó Esperante.

Ambos cuchillos utilizados por las víctimas se encontraron en el lugar y se harán pruebas de ADN para determinar no solo quién los utilizó sino también a quien pertenece la sangre en cada uno de ellos. Asimismo, hubo cinco miembros de la familia Pérez que fueron llevados para tomar muestras de su ADN. “Se les hicieron hisopados en las manos, para ver si tenían sangre de Gómez. Estamos intentando conseguir testigos, que es complicado también” añadió.

Las autopsias se realizaron el miércoles por la tarde pero los resultados preliminares pudieron demostrar que Pérez poseía las puñaladas en la zona delantera de su cuerpo mientras que Gómez, en la espalda. “Este es otro indicio, porque Gómez tenía heridas en la espalda y, si bien no descartamos que sean en el fragor de la lucha, tampoco que haya sido alguien que acudió en defensa de Pérez, que eso comprobaría que Gómez habría iniciado la pelea”, afirmó.

“No es un trabajo sencillo, esperamos que la labor pericial ayude”, concluyó el fiscal Juan Manuel Esperante.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.