Press "Enter" to skip to content

Incendio voraz en Chacras de la Cruz: “Salvarme fue un milagro”

Ocurrió en la vivienda del ex Jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, durante la madrugada. Se encontraba con su perra, Luna, quien lamentablemente perdió la vida en el siniestro. La vivienda quedó destruida.

Un voraz incendio se desató el domingo pasadas las 2.30 de la madrugada en una vivienda del barrio privado Chacras de la Cruz, ubicado en Capilla del Señor. En el lugar se encontraba Néstor Roncaglia, el exjefe de la Policía Federal Argentina (PFA), junto a su perra Luna. Ambos habían llegado al distrito para pasar el fin de semana pero, lo que serían unos días de descanso, se convirtieron en una tragedia.

“Me despertó la alarma. Es extraño porque no tenía detector de humo. Pensé que habían entrado ladrones y lo primero que hice fue agarrar la pistola que estaba en la mesita de luz”, recordó.

Sin embargo, pocos segundos después Roncaglia advirtió que no había ladrones, pero sí humo. “Abrí la puerta de la habitación y sentí mucho calor. No entendía nada porque estaba medio dormido. Me estaba intoxicando con monóxido de carbono”, explicó.

Luego de abrir la puerta de la habitación, despertó a su fiel compañera perruna, Luna, para que saliera de aquel cuarto con él y así ambos estar a salvo del incendio. Lamentablemente, cuando el exjefe de la PFA abrió la puerta, se produjo una explosión y el fuego comenzó a propagarse y arrasar con la vivienda.

Luna, se desorientó y fue hacia el living. “La llamaba, la llamaba, pero no la encontraba. Por un momento tuve la esperanza de que se haya ido corriendo por el parque. Pero, después de que los bomberos sofocaran el fuego, la encontraron en el living”, recordó.

En retrospectiva, Roncaglia cree que el fuego se inició a partir de una chispa del hogar que dejó encendido cuando se fue a dormir en la madrugada. “Salvarme fue un milagro. Volví a nacer. El fuego ya estaba en el baño de la habitación en suite cuando me desperté”, sostuvo Roncaglia según indicó La Nación.

“No puedo creer que me haya salvado otra vez. No faltó nada para morirme. Lamento lo de Luna. Cuando el bombero que la encontró en el living la trajo en brazos, me quería morir. Ella era mi compañera. Era especial. Tengo mucha amargura”, relató Roncaglia.

Cabe recordar que en 2013 fue herido de gravedad tras ser sorprendido por tres delincuentes que lo balearon y huyeron, cuando estaba por ingresar al garaje de su vivienda en Vicente López. “Es increíble, me pasan cosas, pero logró salvarme. Volví a nacer”, afirmó Roncaglia.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.