Press "Enter" to skip to content

Policía fue condenado a tres años de prisión por un hurto en El Remanso

El hecho ocurrió en septiembre de 2019. Efectivos acudieron a una vivienda en la que había ocurrido un ilícito, y aprovecharon la ocasión para llevarse numerosas pertenencias, entre ellas una notebook y artefactos de plata.

Ya pasaron más de tres años de aquel 5 de septiembre de 2019, pero finalmente llegó la condena para los efectivos policiales que hurtaron numerosas pertenencias de una vivienda del barrio El Remanso de Parada Robles, cuando se habían hecho presentes para investigar un hecho delictivo anterior.

Todo comenzó con la alerta de una alarma, que llevó al Comando de Patrulla de Exaltación de la Cruz a la vivienda ubicada en la calle La Mañanita al 497. En ejercicio de sus funciones, uniformados y a bordo de un móvil se hicieron presentes en el lugar para constatar que se había perpetrado recientemente un ilícito.

Pero alejados del cumplimiento de su tarea, tal como lo expresa el Tribunal en lo Criminal N°2 de Zárate-Campana que intervino en la causa, los efectivos “aprovecharon que en dicha circunstancia la puerta trasera de la finca había sido violentada, ingresaron a la misma y se apoderaron ilegítimamente de diversos elementos”.

Entre ellos se encontraba una notebook, un televisor Smart de 32 pulgadas, radios, un equipo de reproducción por cable, luces de emergencia, una pava eléctrica, y múltiples objetos de plata como una daga, marcos de cuadros, cubiertos, una campana y un facón.

La lista de pertenencias hurtadas continúa, y el hecho se agrava cuando se descubre que parte del botín se ocultó en el domicilio de uno de los policías que vivía cerca del lugar, hasta donde llegaron en el mismo móvil de la fuerza en el que habían arribado a la vivienda robada.

En este marco, la sentencia dictada por el Dr. Daniel Rópolo destaca: “Debo decir que nada más oprobioso vinculados a delitos contra la propiedad que miembros de una institución estatal responsables de la investigación y conjura del delito, servidos en el amplio margen de control y disponibilidad de un lugar privado que les da el allanamiento de un domicilio, utilicen ese poder para cometer un ilícito”.

Asimismo, continúa: “Es de esperar que la intervención de una institución policial, de funcionarios uniformados, sea para cuidar la vida, la libertad y el patrimonio entre otros derechos, de las personas, quienes depositan en estos su confianza, de la cual dudaba la víctima y que como se verá en adelante, lamentablemente, no estaba equivocada”.

Finalmente, se apunta particularmente a un efectivo como autor responsable, y en ese marco se resuelve “condenar a Julián Riquelme a la pena de tres años y dos meses de prisión, y la inhabilitación para ocupar cargos públicos por el doble tiempo de la condena, como autor penalmente responsable del delito de hurto agravado por haberse perpetrado por un miembro de una fuerza policial”.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.