Press "Enter" to skip to content

La ropa de “Chano” tenía pólvora: para la defensa es porque el policía actuó en legítima defensa

El abogado defensor Fernando Soto indicó que de la pericia surge que el disparo se realizó desde una distancia de “entre los 50 y 70 centímetros”, lo que interpreta como un signo de que Amendolara se defendió cuando iba a ser atacado por el músico.

El peritaje ordenado por la justicia sobre la ropa que usaba Santiago “Chano” Moreno Charpentier en la noche en que fue baleado por un policía en su vivienda de Barrio Parque La Verdad determinó que la misma tenía pólvora.  

Para la defensa de Facundo Amendolara, efectivo policial que efectuó aquel disparo, es prueba de que disparó ante un inminente ataque del músico, por lo que pedirá su sobreseimiento.

El informe de 11 páginas, al que tuvo acceso Télam, arrojó que en la campera marca Topman utilizada por “Chano” (40) había “presencia de residuos de disparo debido a la presencia de partículas características de GRS”, es decir, rastros de plomo, antimonio y bario, tres elementos que se desprenden al efectuarse un disparo.

Entre las conclusiones de los peritos del Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de la Procuración bonaerense figura que “a medida que la distancia entre el individuo muestreado y el punto de detonación es menor, la concentración de partículas características (plomo, antimonio y bario) respecto de las partículas ambientales se hace mayor”. “Es decir, que la cantidad relativa de partículas características de residuos GSR decrece con la distancia al punto de detonación del arma de fuego que origina tales residuos”, afirmaron.

Esa conclusión fue considerada por el abogado Fernando Soto, defensor de Amendolara (27), como prueba de que al momento de efectuar el disparo el efectivo tenía al músico cerca y actuó en “legítima defensa”.

El letrado indicó a Télam que de la pericia surge que el disparo se realizó desde una distancia de “entre los 50 y 70 centímetros”, lo que interpreta como un signo de que el policía se defendió cuando iba a ser atacado por el músico, por lo que, adelantó, solicitará que Amendolara sea sobreseído. “Con esto se acredita lo que dijimos respecto de la distancia (desde donde se disparó) y el peligro del cual se tuvo que defender Amendolara”, añadió el defensor.

Además, destacó que el resultado de la pericia “coincide con la distancia que dijeron los testigos”, que ubicaron al músico y al policía con una distancia de entre 1,50 y 2 metros entre sí. “Esa distancia, restado el brazo y el cuerpo estirado del policía con el arma en la mano, deja un espacio total de entre 50 y 70 centímetros entre el cuerpo y la boca del cañón, que es desde donde sale el disparo”, sostuvo.

La investigación

En tanto, voceros judiciales informaron el resultado negativo a las muestras de sangre del policía con respecto al consumo de sustancias al momento del hecho.

También se extrajeron las imágenes del DVR correspondientes a las cámaras de seguridad de la casa de “Chano”, aunque se estableció que “no correspondían al día del hecho”.

Fuentes con acceso a la causa adelantaron que el miércoles de la próxima semana se hará una evaluación psiquiátrica sobre el estado de Chano en base a los antecedentes clínicos, los informes del Sanatorio Otamendi y de la clínica psiquiátrica donde fue trasladado para tratar sus adicciones.

Una vez que termine de analizar toda esa prueba, el fiscal Zocca estará en condiciones de resolver la situación procesal del policía, quien actualmente está imputado del delito de “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por haber sido cometidas por un funcionario policial”, que prevé 15 años de prisión.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Mission News Theme by Compete Themes.